Última Hora:

Cultura

Relatos del Barrio Estación - Comilona, Vino, Música y Bailoteo

Cultura
AddThis Social Bookmark Button

Fuente: 1er Libro Relatos Barrio estación - Por Alba Torres. Casco Histórico, Barrio Estación. - Libro publicado con la ayuda de los profesionales de Servicio País

Era una lolita, vivía con mi mama y mi hermano. Me tuve que salir del colegio para trabajar. No teníamos plata para poder comprar materiales y esas cosas. La señora Tranquilina que era la directora me decía -¡yo te ayudo, no te salgas!-

Pero lamentablemente mi mama vivía enferma y yo tenía que ayudarla. Tenía como 14 años y comencé a trabajar de empleada doméstica. Hacia empanadas, aprendí a hacer aseo y a lavar paños de niños. Mi patrona era muy buena. Siempre me mandaba una viandita con comida para mi mama. Fue bien sacrificada mi vida en esos tiempos, ¡me sacaba las remugres!

Paso el tiempo y mi mama se la pasaba entre el hospital y la casa, así que tuve dejar ese trabajo y dedicarme más a su cuidado. Tampoco era tanta plata que ganaba para todo lo que hacía. Así que me puse a pensar que podía hacer. Decidí comprar un “Chuico” de 15 litros de vino y con eso principie. Juntaba platita, ¡vendía miercale! y después iba a comprar otro “Chuiquito”. La venta era clandestina en la casa de mi mama, no me quedaba otra. Estuve en esas como 19 años.



 

En Cauquenes Encuentro de Cantoras Campesinas y Poetas Populares de la Región del Maule

Cultura
AddThis Social Bookmark Button

En CAUQUENES, este Sábado en la tarde es el  "Encuentro de Cantoras Campesinas y Poetas Populares de la Región del Maule", el cual tiene una alta convocatoria de cultores de distintos sectores de la región, dentro de los cuales habrán exponentes del canto campesino, la guitarra traspuesta, cantores a lo divino y payadores dentro de un solo contexto de arraigo a las tradiciones poético musicales de Chile. La actividad es abierta a la comunidad y la entrada es gratuita.

Sábado 22.08.2015 - 15:30hrs - Aula Magna Liceo Antonio Varas CAUQUENES - Entrada Liberada



 

Relatos del Barrio Estación - "Ha llegado carta"

Cultura
AddThis Social Bookmark Button

Fuente: 1er Libro Relatos Barrio estación - Por Violanda Matus, Quella. - Libro publicado con la ayuda de los profesionales de Servicio País

Cuando niña vivía en una localidad que se llama Buen Retiro, en un campo que queda como a 10 kilómetros de Quella. Teníamos que caminar mucho junto a mis hermanos, primos y vecinos para poder tomar el ferrocarril que nos llevaba a al pueblo donde estudiábamos. Realizábamos ese trayecto todos los días.

Recuerdo que lo más complicado era cuando volvíamos a la casa. Nos teníamos que bajar del ferrocarril, pero el lugar que nos acomodaba, no tenía estación. Por lo tanto, dependíamos básicamente de la velocidad en la que se estuviera moviendo el tren. Si no paraba, o iba demasiado rápido, nos  teníamos que bajar en Unicavén y después caminar de vuelta varios kilómetros para llegar a nuestras casas.

El maquinista sabía que tenía que reducir la velocidad, pero a veces nos hacía la “talla” y pasaba rápido y no nos podíamos bajar. Lo mismo sucedía cuando teníamos que subir. Nunca pagamos un boleto, nos escondíamos del inspector. Igual viajábamos con un poco de miedo, con la incertidumbre de si nos podríamos bajar en el lugar que nos acomodaba.



 

Relatos del Barrio Estación - "El último jefe de estación"

Cultura
AddThis Social Bookmark Button

Fuente: 1er Libro Relatos Barrio estación - Por Víctor  Hugo Pincheira Bustos. Casco histórico, Barrio Estación - Libro publicado con la ayuda de los profesionales de Servicio País

Mi viejo se llamaba Adolfo Amaro Pincheira Sanzo, ingresó a ferrocarriles siendo muy joven, debe haber tenido unos 17 años, tuvo que ser como en 1945. Entró como aspirante, y así empezó a hacer carrera. Lo primero que tuvo que realizar fue un curso, una capacitación. Después de eso comenzó a ejecutar diversos reemplazos.

Según recuerdo, él  estaba en el área de movilización, ahí  desempeñó la labor de suplente. Ese puesto consistía en  cubrir a aquellos funcionarios que por diversos motivos, como vacaciones o tener algún tipo de compromiso, debían ausentarse de sus puestos de trabajo. Por lo mismo, mi viejo tuvo que realizar todo tipo de labores. Le tocó hacer millones de cosas: fue jefe de bodega, jefe de equipaje y jefe de estación. En varias oportunidades, también le tocó reemplazar al conductor.

La gente tiende a creer que son ellos los que conducían, pero no, sus labores eran otras. El conductor cobraba los boletos, era el jefe del equipo del tren, era el responsable de todo. El maquinista era quien conducía la locomotora.

Un recuerdo muy bonito que tengo de mi viejo  era cuando  le tocaba, en verano, hacer suplencia en la estación de Quella. Le entregaban una casita allá y los más chicos podíamos ir allá. Los días en los que no teníamos nada que hacer, y mi papá estaba a cargo, nos íbamos en un tren en la mañana, nos bajábamos en el río Perquilauquen y  ahí nos bañábamos todo el día. Después, en la tarde cuando volvía, lo tomábamos para regresar a Cauquenes.



 

Relatos del Barrio Estación "La estación más hermosa"

Cultura
AddThis Social Bookmark Button

Fuente: 1er Libro Relatos Barrio estación - Por Nelson Valdés. Los Conquistadores, Barrio Estación. - Libro publicado con la ayuda de los profesionales de Servicio País

Cuando llegué a trabajar a ferrocarriles empecé como jornal. Entré el 1 de septiembre de 1959. Pasé por varios puestos y terminé como jefe de estación en Quella. Trabajé  durante 16 años. De esa época recuerdo en particular mi último periodo. Me marcó  hasta el día de hoy, viví muchas emociones.

En 1974  ferrocarriles organizó un concurso interno  entre sus trabajadores, el cual consistió en hermosear las estaciones de trenes. En ese momento yo vivía y trabajaba en Quella, estaba junto a mi señora Adriana y dos hijos chicos.

Era una gran campaña, yo me encargué de hacerla. Había que gestionar  todo, partiendo por los recursos. Junto a la comunidad de Quella empezamos a elaborar un montón de actividades con el fin de obtener dineros que permitieran hermosear nuestra estación, la cual estaba muy deteriorada;  no tenía luz, ocupábamos chonchón a petróleo, la mayoría de las maderas estaban podridas, no teníamos agua potable. Les expliqué que de no repararse, la estación se cerraría.

Pedimos cooperación a toda la gente. Surgió la idea de hacer carreras a la chilena.  En esa actividad  vendimos mote, empanadas, de todo. También hicimos  bailes, se vendió ponche de culén, rosquitas. Con esas acciones a parte de pasarlo bien, logramos juntar un fondo,  el que se usó para financiar a un contratista, que se hizo cargo de la obra.



 
Más artículos...
Estadísticas del Sitio
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy465
mod_vvisit_counterAyer3211
mod_vvisit_counterEsta Semana12136
mod_vvisit_counterEste Mes50121
mod_vvisit_counterTotal3097877

Online (20 minutos atras): 22
Cauquenino / YouTube

This page require Adobe Flash 9.0 (or higher) plug in.

YouTube Gallery

Youtube Gallery: Video List and Theme not selected.

Redes Sociales
Cauquenino / TWitter
Vamos en Ayuda de Cauquenes y su Provincia
No a la Termoeléctrica Los Robles.
Manifestación ciudadana.